Mi muro y opiniones de autoridades

sábado

Dando pasos más allá de la gamificación

 Los alumnos inventaron un juego en clase de filosofía, con el objetivo de que fuese una manera divertida de desarrollar competencias filosóficas. Dimos un paso más allá de la gamificación: la clase de filosofía sirvió para hacerles creadores prácticos.

https://youtu.be/7D3SFV7wuY0

lunes

LA INTRODUCCIÓN A PAIDEIA DE W. JAEGER, DE JOAQUÍN MEABE. COPIA DEL ORIGINAL ENVIADO AL EDITOR PARA LA PUBLICACIÓN DE 2012


He aquí una joya del Dr. Meabe, creo que es el archivo de su libro tal y como lo envió al editor para la publicación de 2012. Las entradas que aparecen sobre Paidea son elaboraciones más recientes, pues este gran pensador argentino quiere regalar a su patria y a toda Latinoamérica una obra que profundice, actualice y capture todo lo mejor de la herencia civilizatoria del mundo griego a la que debemos buena parte de lo mejor que hemos aprendido a ser.


Hacer click aquí para obtener el archivo original del autor enviado al editor

miércoles

MATERIALES PARA REVISAR Y ESTUDIAR "PAIDEIA DE W.JAEGER" , DE JOAQUÍN E.MEABE


En las sucecivas entradas difundo las revisiones realizadas por Meabe a su libro "Introducción a Paideia", organizando sus capítulos como un plan de caza de las mejores presas de la paideia griega, que es precisamente lo que intentó hacer Jaeger haciendo honor a su nombre en alemán.

Dejo un enlace para acceder a una versión en pdf  Hacer click aquí para obtener pdf de la primera parte de la Paideia de J. Meabe

 
Joaquín E. Meabe
Seminario sobre Paideia de Werner Jaeger
Corrientes - Argentina - 2017

Materiales de estudio
para revisar y aprender con Paideia
de Werner W. Jaeger 1

Itinerarios de la obra - cita de su portada 1

Toda la obra de Jaeger desborda continuamente la agenda de sus temas y enlaza el examen de los registros con una atenta valoración del contexto, pero, solo con Paideia alcanza una singular profundidad al conectar el pensamiento filosófico con la acción educativa en una extensa y detenida inspección de su completa secuencia histórica.

El primer tomo de Paideia fue publicado en 1933 en alemán, en Berlín y Leipzig2, y los otros dos restantes solo aparecieron en la misma lengua originaria después de la segunda guerra mundial, al punto que puede considerarse recién como definitiva, al menos en lengua alemana, la edición de la obra hecha en 1954. Sin embargo la totalidad del texto fue traducida de los manuscritos originales alemanes (cuyo segundo y tercer volumen estaban aún inéditos), primero al inglés por G. Highet3, y luego al español por Joaquín Xirau y Wenceslao Roces entre 1942 y 1945 bajo la supervisión directa del autor que, para esta versión castellana, incorpora un importante prólogo a la tercera parte, en el que define su trabajo y el dispositivo con arreglo al cual ha llevado adelante su investigación.

El método con que había de tratarse la materia - dice allí - tenía que obedecer lógicamente a la naturaleza de los materiales estudiados, los cuales no pueden entenderse plenamente a menos que se diferencien, describan y analicen cuidadosamente todas las múltiples formas, contrastes, planos y estratos en que se presenta la paideia griega, tanto en sus aspectos individuales como en sus aspectos típicos.4

Jaeger gozó de una enorme influencia durante toda su vida, aunque desde el inicio de la década del cincuenta una nueva generación de helenistas críticos representada por Arnaldo Momigliano, Moses I. Finley y la nueva escuela francesa influida por la antropología y las modernas ciencias del hombres (Jean-Pierre Vernat, Marcel Detienne, Pierre Vidal-Naquet), entre otros, empezaron a marcar reparos a su visión impregnada de consideraciones abstractas, ideales y fuertemente valorativas.

La reserva se asumió primero como reparo y después tomó la forma de la insatisfacción y el desencanto. La opinión de Momigliano, que anticipa el cambio de frente, fue expuesta en una conferencia en la Universidad de Londres en 1952; y allí sostiene que la corriente antijurídica, a la que yo atribuyo efectos a largo plazo, es la que en el campo de la historia helena representa la Paideia de Werner Jaeger y, en un plano inferior el libro Der Hellenische Mensch de Max Pohlenz. En todas estas obras las situaciones concretas, las relaciones económico-jurídicas, las instituciones vienen dejadas a un lado. Así Jaeger habla de la paideia pero la historia de la educación en la Antigüedad ha estado escrita por otro historiador, por el francés H.I Marrou.5 No obstante, nadie pone en duda la integridad de Jaeger, cuya historia personal ha estado signada por una firme oposición a los totalitarismos y por un destino de destierro y distanciamiento que no fue sino un largo peregrinaje académico que, solo en parte, lo redimió del extrañamiento europeo.

Pero, aun para aquellos que lo admiran, no deja de constituir un irresuelto problema el hecho de que toda su visión histórica aparece inmersa en una dimensión de crisis, donde lo más notable es el divorcio entre las altas ideas y valores y los registros concretos y duros de la vida material o de las pujas históricas que se proyectan en las ideologías filosóficas, que asumen el rol vicario en las titulaciones concretas de la experiencia.

Estos juicios quizá no sean del todo justos con el extraordinario erudito que reorientó el estudio de la Antigüedad Clásica desde una singular perspectiva de conjunto, marcada por una filología filosófica y una filosofía filológica del todo inédita en sus predecesores porque aprovecha tanto los resultados de la erudición académica como la genial visión de Nietzsche que no pudo captar ni su maestro Ritschl ni sus coetáneos Rohde y Wilamowitz. Parece, por otra parte, sumamente fácil impugnar las fallas de Jaeger, en particular en lo que hace a su ingenua - y, por cierto, parcial - visión del derecho y de la justicia antiguas, a las que alaba por sus altos valores y su decidida vocación racional pasando por alto toda la problemática del derecho y la justicia del más fuerte, desde Homero a Platón; de lo que se deriva, involuntariamente sin duda, una curiosa manera de desaprovechar el inteligente dispositivo en el que el autor organiza su diagrama expositivo que, desde ya, ofrece una magnífica guía para el estudio del pensamiento clásico. Pero tales reserva resultan muy poco útiles de cara a cualquier posible aprovechamiento inteligente de una obra que tiene mucho para ofrecer.

En esa dirección vamos a iniciar un examen puntual y de detalle empezando con la cita que figura como subtítulo de la obra y que el autor ha preferido no traducir ni tampoco referenciar omitiendo al autor y la obra de la cual procede. La cita dice: raducida al español la frase sostiene enfáticamente que la educación es el mejor refugio de los mortales. Esta impactante frase, destinada en primer lugar, con seguridad, a las personas altamente instruidas, procede de las Sentencias singulares de Menandro que forman el 

En la edición de esta obra hecha por Augusto Meineke y Richard Bentley Menander (of Athens), Philemon, Berolini, Sumptibus Augusti Mylii, 1823, la cita figura en la página 325 tal como la da Jaeger en la portada de Paideia.

No obstante dentro de la misma obra editada por Meineke y Bentley, en el número 64 del Suplementum los editores agregan, en la página 339, una variante que reemplaza (refugio) por  (estima) lo que da una segunda versión de la sentencia quizá menos fuerte en su impronta:  (la educación es lo que más estiman los mortales).

En la época en la que publicara Jaeger la primera edición de Paideia, en 1934, un momento en el que se vivía una suerte de medianoche de la historia conforme a la aguda caracterización benjaminiana de Reyes Mate, era sin duda más importante resaltar el valor de refugio de la educación antes que su mera estima. 6

Werner Jaeger, tal como surge de la portada de la obra, ha preferido colocar esa silenciosa basa como una prevenida advertencia si nos atenemos a la ausencia de referencias y detalles.

Antes que una determinación elitista o selectiva en el uso de Menandro la forma utilizada por Werner Jaeger representa un modo precavido y sutil de advertencia que se transforma en una verdadera lección para el lector inteligente que, a partir de la identificación del autor tiene la oportunidad de reflexionar acerca del valor cobijo y amparo que ofrece siempre la educación. Para Jaeger la educación protege y defiende al individuo porque instruye y mejora. Para el lector más preocupado y atento que indaga el texto y luego descubre las dos versiones posibles (refugio y estima) el asunto adquiere un sesgo más intenso y devine en una nueva lección al observa la preferencia de Jaeger por la idea de la educación como refugio antes que como una mera estima.

Yendo aun un poco más lejos y colocándonos en el terrible horizonte de Fahrenheit 451, esa extraordinaria novela de Ray Bradbury, descubrimos el último sentido de esa idea de refugio cuando el relato nos acerca a ese apocalipsis social que ha decidido quemar todo vestigio de la cultura escrita y donde, al mismo tiempo, unos pocos resistentes graban en su memoria los libros para una incierta la posteridad. En ese magistral relato Granger, uno de los personajes que ha memorizado para la posteridad la República de Platón, dice All we want to do keep the knowledge we think, we will need intact and safe. 7 En mi opinión este es el más profundo, intenso y último sentido de  (refugio) contenido en la emblemática frase de Menandro colocada en la portada y creo que Werner Jaeger también estaría de acuerdo.
(Texto revisado el 22 de junio de 2017)









2 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W Jaeger 2 - Itinerarios de la obra - cita de su portada 2 - 22-06-2017

Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W Jaeger 1 - Itinerarios de la obra - cita de su portada - 22-06-2017

3 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W Jaeger 3 – Frínico, el sentido de la palabra paideia y la agenda de nuestra lectura - 23-06-2017

4 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W Jaeger 4 - Personalidad, trayectoria y contexto del autor - 24-06-2017

5 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 4 – Nimio de Anquín - 24-06-2017

Estos estudios, que forman una serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.







5 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 4 – Nimio de Anquín - 24-06-2017

La monumental obra de Werner Jaeger tiende a hacernos dejar de lado aquellos aspectos de su personalidad en los que se manifiesta esa tensión esencial entre la identidad y la pertenencia. El asunto no ha sido materia de examen, fuera de la temprana aproximación de Nimio de Anquín, y es otra de las asignaturas pendientes que en el futuro habrá que afrontar de cara a un mejor y más completo provecho del legado de este estudioso excepcional.

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.


















6 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 6 La cultura de la edad heroica y la formación del ideal educativo

Aquí vamos a examinar la cultura de la edad heroica y la formación del ideal educativo desde Homero tal como se expone en el plan del libro. Nuestra guía temática arrancará en este primer tramo de Homero y Hesíodo. El estudio de la épica abre a su vez, en la obra, la vía para el examen de la educación ciudadana y del estado jurídico, lo que nos conduce a la inspección de detalle del ideal espartano, del papel de la poesía (Arquíloco, Mimnermo, Safo, Alceo) y al estudio de la singular figura literaria y política de Solón como marco para el mejor conocimiento de la formación institucional de Atenas. El surgimiento de la filosofía se trata, en este contexto, junto a las luchas y las transformaciones de la nobleza y al notable fenómeno de la emergencia de los tiranos, cuyo sesgo histórico se nos muestra con toda la notable impronta de su original novedad.

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.














7 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 7 Madurez y crisis del espíritu ático. Origen y desarrollo de la Tragedia. Esquilo y Sófocles.

El hilo conductor de la segunda parte de Paideia está clara y decididamente marcado por una impronta sesgada hacia lo literario, por la naturaleza misma de los materiales, en cuyo interior se localizan los más importantes testimonios del desarrollo de la paideia helénica en su etapa de transición que, en una peculiar vuelta de tuerca, conduce a la reformulación de los ideales educativos en un programa de acción formativa consciente y controlado por el pensamiento racional. Justamente, a través de esos testimonios nos ofrece el autor un dramático contrapunto entre los ideales educativos explícitos de los sofistas y los más agudos conflictos internos y externos de la cultura griega, cuyo testimonio se registra en la tragedia de Esquilo, Sófocles y Eurípides, en la comedia de Aristófanes y en la historia de Herodoto y, sobre todo, de Tucídides.

Aquí, en este séptimo draft, vamos a detenernos en el origen y desarrollo de la tragedia y, sobre todo, en Esquilo y Sófocles tal como la examina Jaeger en su obra.

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.










8 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 8 – Los sofistas.

El hilo conductor de la segunda parte de Paideia está clara y decididamente marcado por una impronta sesgada hacia lo literario, por la naturaleza misma de los materiales, en cuyo interior se localizan los más importantes testimonios del desarrollo de la paideia helénica en su etapa de transición que, en una peculiar vuelta de tuerca, conduce a la reformulación de los ideales educativos en un programa de acción formativa consciente y controlado por el pensamiento racional. Justamente, a través de esos testimonios nos ofrece el autor un dramático contrapunto entre los ideales educativos explícitos de los sofistas y los más agudos conflictos internos y externos de la cultura griega, cuyo testimonio se registra en la tragedia de Esquilo, Sófocles y Eurípides, en la comedia de Aristófanes y en la historia de Herodoto y, sobre todo, de Tucídides.

Aquí, en este octavo draft, vamos a detenernos en el capítulo de Paideia dedicado a los sofistas (las referencias a Paideia remiten a Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 263-302).

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.









9 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 9 – Eurípides.

El hilo conductor de la segunda parte de Paideia está clara y decididamente marcado por una impronta sesgada hacia lo literario, por la naturaleza misma de los materiales, en cuyo interior se localizan los más importantes testimonios del desarrollo de la paideia helénica en su etapa de transición que, en una peculiar vuelta de tuerca, conduce a la reformulación de los ideales educativos en un programa de acción formativa consciente y controlado por el pensamiento racional. Justamente, a través de esos testimonios nos ofrece el autor un dramático contrapunto entre los ideales educativos explícitos de los sofistas y los más agudos conflictos internos y externos de la cultura griega, cuyo testimonio se registra en la tragedia de Esquilo, Sófocles y Eurípides, en la comedia de Aristófanes y en la historia de Herodoto y, sobre todo, de Tucídides.

Aquí, en este noveno draft, vamos a detenernos en el capítulo IV de la segunda parte de Paideia dedicado a Eurípides (las referencias a Paideia remiten a Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 303-324).

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.














Friedrich Nietzsche: Die Geburt der Tragödie Unzeitgemäße Betrachtungen I-IV. Nachgelassene Schriften 1870-1873. Kritische Studienausgabe. Herausgegeben von Giorgio Colli und Mazzino Montinari. München, Deutscher Taschenbuch Verlag GmbH & Co. KG - Berlin/New York Walter de Gruyter, 1988:

Friedrich Nietzsche: Die Geburt der Tragödie Unzeitgemäße Betrachtungen I-IV. Nachgelassene Schriften 1870-1873. Kritische Studienausgabe. Herausgegeben von Giorgio Colli und Mazzino Montinari. München, Deutscher Taschenbuch Verlag GmbH & Co. KG - Berlin/New York Walter de Gruyter, 1988:

Die bürgerliehe Mittelmässigkeit, auf die Euripides alle seine politischen Hoffnungen aufbaute, kam jetzt zu Wort, nachdem bis dahin in der Tragödie der Halbgott, in der Komödie der betrunkene Satyr oder der Halbmensch den Sprachcharakter bestimmt hatten. Und so hebt der aristophanische Euripides zu seinem Preise hervor, wie er das allgemeine, allbekannte, alltägliche Leben und Treiben dargestellt habe, über das ein Jeder zu urtheilen befähigt sei. Wenn jetzt die ganze Masse philosophiere, mit unerhörter Klugheit Land und Gut verwalte und ihre Prozesse führe, so sei dies sein Verdienst und der Erfolg der von ihm dem Volke eingeimpften Weisheit
An eine derartig zubereitete und aufgeklärte Masse durfte sich jetzt die neuere Komödie wenden, für die Euripides gewissermaassen der Chorlehrer Geworden ist; nur dass dismal der Chor der Zuschauer eingeübt warden musste.

An eine derartig zubereitete und aufgeklärte Masse durfte sich jetzt die neuere Komödie wenden, für die Euripides gewissermaassen der Chorlehrer Geworden ist; nur dass dismal der Chor der Zuschauer eingeübt warden musste.
Sobald
dieser
in
der
euri-
3° pideisdien Tonart zu singen geübt war, erhob sich jene schach­
spielartige Gattung des Schauspiels, die neuere Komödie mit
ihrem fortwährenden Triumphe der Schlauheit und Verschlagen­
heit.
Die bürgerliehe Mittelmässigkeit, auf die Euripides alle seine politischen Hoffnungen aufbaute, kam jetzt zu Wort, nachdem bis dahin in der Tragödie der Halbgott, in der Komödie der betrunkene Satyr oder der Halbmensch den Sprachcharakter bestimmt hatten. Und so hebt der aristophanische Euripides zu seinem Preise hervor, wie er das allgemeine, allbekannte, alltägliche Leben und Treiben dargestellt habe, über das ein Jeder zu urtheilen befähigt sei. Wenn jetzt die ganze Masse philosophiere, mit unerhörter Klugheit Land und Gut verwalte und ihre Prozesse führe, so sei dies sein Verdienst und der Erfolg der von ihm dem Volke eingeimpften Weisheit



Die griechische Tragödie ist anders zu Grunde gegangen als sämmtliche ältere schwesterliche Kunstgattungen: sie starb durch ij Selbstmord, in Folge eines unlösbaren Conflictes, also tragisch, während jene alle in hohem Alter des schönsten und ruhigsten Todes verblichen sind. Wenn es nämlich einem glücklichen Naturzustande gemäss ist, mit schöner Nachkommenschaft und ohne Krampf vom Leben zu scheiden, so zeigt uns das Ende jener älteren Kunstgattungen einen solchen glücklichen Naturzustand: sie tauchen langsam unter, und vor ihren ersterbenden Blicken steht schon ihr schönerer Nachwuchs und reckt mit muthiger Gebärde ungeduldig das Haupt. Mit dem Tode der griechischen Tragödie dagegen entstand eine ungeheure, überall tief empfundene Leere; wie einmal griechische Schiffer zu Zeiten des Tiberius an einem einsamen Eiland den erschütternden Schrei hörten „der grosse Pan ist todt": so klang es jetzt wie ein schmerzlicher Klageton durch die hellenische Welt: „die Tragödie ist todt! Die Poesie selbst ist mit ihr verloren gegangen! Fort, fort mit euch verkümmerten, abgemagerten Epigonen! Fort in den Hades, damit ihr euch dort an den Brosamen der vormaligen Meister einmal satt essen könnt!"

Die griechische Tragödie ist anders zu Grunde gegangen als sämmtliche ältere schwesterliche Kunstgattungen: sie starb durch ij Selbstmord, in Folge eines unlösbaren Conflictes, also tragisch, während jene alle in hohem Alter des schönsten und ruhigsten Todes verblichen sind. Wenn es nämlich einem glücklichen Naturzustande gemäss ist, mit schöner Nachkommenschaft und ohne Krampf vom Leben zu scheiden, so zeigt uns das Ende jener älteren Kunstgattungen einen solchen glücklichen Naturzustand: sie tauchen langsam unter, und vor ihren ersterbenden Blicken steht schon ihr schönerer Nachwuchs und reckt mit muthiger Gebärde ungeduldig das Haupt. Mit dem Tode der griechischen Tragödie dagegen entstand eine ungeheure, überall tief empfundene Leere; wie einmal griechische Schiffer zu Zeiten des Tiberius an einem einsamen Eiland den erschütternden Schrei hörten “der grosse Pan ist todt”: so klang es jetzt wie ein schmerzlicher Klageton durch die hellenische Welt: “die Tragödie ist todt! Die Poesie selbst ist mit ihr verloren gegangen! Fort, fort mit euch verkümmerten, abgemagerten Epigonen! Fort in den Hades, damit ihr euch dort an den Brosamen der vormaligen Meister einmal satt essen könnt!

















10 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 10 – La comedia y la historia.

El hilo conductor de la segunda parte de Paideia está clara y decididamente marcado por una impronta sesgada hacia lo literario, por la naturaleza misma de los materiales, en cuyo interior se localizan los más importantes testimonios del desarrollo de la paideia helénica en su etapa de transición que, en una peculiar vuelta de tuerca, conduce a la reformulación de los ideales educativos en un programa de acción formativa consciente y controlado por el pensamiento racional. Justamente, a través de esos testimonios nos ofrece el autor un dramático contrapunto entre los ideales educativos explícitos de los sofistas y los más agudos conflictos internos y externos de la cultura griega, cuyo testimonio se registra en la tragedia de Esquilo, Sófocles y Eurípides, en la comedia de Aristófanes y en la historia de Herodoto y, sobre todo, de Tucídides.

Aquí, en este décimo draft, vamos a detenernos en el capítulo IV de la segunda parte de Paideia dedicado a La comedia y la historia (las referencias a Paideia remiten a Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 325-369).

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.












11 - Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 10 – La comedia y la historia.

El hilo conductor de la tercera parte de Paideia nos introduce en la dimensión hard core del texto que constituye el núcleo del desarrollo espiritual de aquella tendencia de la cultura griega, orientada a la formación de un tipo de hombre capaz de asumir y reproducir su imagen ideal y normativa, en un constante proceso de autoafirmación social e intelectual.

Esta tercera parte, que en realidad se publicó como segundo volumen, apareció primero - durante el año 1944 y cuando el autor se estaba ya radicado en EE.UU.-, en versiones traducidas casi simultáneamente al Ingles y al castellano, diez años después de la aparición del primer volumen, que en la edición original alemana de 1934, incluía la primeras dos partes de la obra total.

Aquí, en este undécimo draft, vamos a detenernos en el capítulo I de la tercera parte de Paideia dedicado a La figura, el problema y la herencia de Sócrates (las referencias a Paideia remiten a Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 373-457, incluye una breve comentario del prólogo a la tercera parte).

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.








12- Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 12 – La Platón y su obra I. Platón como educador. Jaeger y la actual controversia platónica (siglos XX y XXI). Los diálogos tempranos.

El hilo conductor de la tercera parte de Paideia nos introduce en la dimensión hard core del texto que constituye el núcleo del desarrollo espiritual de aquella tendencia de la cultura griega, orientada a la formación de un tipo de hombre capaz de asumir y reproducir su imagen ideal y normativa, en un constante proceso de autoafirmación social e intelectual.

Esta tercera parte, que en realidad se publicó como segundo volumen, apareció primero - durante el año 1944 y cuando el autor se estaba ya radicado en EE.UU.-, en versiones traducidas casi simultáneamente al Ingles y al castellano, diez años después de la aparición del primer volumen, que en la edición original alemana de 1934, incluía la primeras dos partes de la obra total.

Aquí, en este duodécimo draft, vamos a detenernos en los capítulos 2 y 3 de la tercera parte de Paideia dedicado a La Platón y su obra I. Platón como educador. Werner Jaeger y la actual controversia platónica (siglos XX y XXI). Los diálogos tempranos (las referencias a Paideia remiten a Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 458-488, incluye un detallado examen de las controversias platónicas posteriores a la obra de Jaeger y se analizan también en detalle las actuales orientaciones y el modelo de antipaideia así como las ideas y teorías relacionadas con las doctrinas no escritas y el Platón despolitizado y esotérico que se confronta con el modelo de la paideia).

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.

13- Joaquín E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 13 –Platón y su obra II. Del Protágoras al Simposio. El Protágoras. El Gorgias. El Menón. El Simposio.
El hilo conductor de la tercera parte de Paideia nos introduce en la dimensión hard core del texto que constituye el núcleo del desarrollo espiritual de aquella tendencia de la cultura griega, orientada a la formación de un tipo de hombre capaz de asumir y reproducir su imagen ideal y normativa, en un constante proceso de autoafirmación social e intelectual.

Esta tercera parte, que en realidad se publicó como segundo volumen, apareció primero - durante el año 1944 y cuando el autor se estaba ya radicado en EE.UU.-, en versiones traducidas casi simultáneamente al Inglés y al castellano, diez años después de la aparición del primer volumen, que en la edición original alemana de 1934, incluía la primeras dos partes de la obra total.

Aquí, en este duodécimo draft, vamos a detenernos en los capítulos 2 y 3 de la tercera parte de Paideia dedicado a La Platón y su obra II. Del Protágoras al Simposio. El Protágoras. El Gorgias. El Menón. El Simposio. (Las referencias a Paideia remiten a los capítulos V, VI, VII y VIII de la tercera parte de la obra. Vid Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 489-588).

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.








14- Joaquín E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 14 –Platón y su obra III. La República.

El hilo conductor de la tercera parte de Paideia nos introduce en la dimensión hard core del texto que constituye el núcleo del desarrollo espiritual de aquella tendencia de la cultura griega, orientada a la formación de un tipo de hombre capaz de asumir y reproducir su imagen ideal y normativa, en un constante proceso de autoafirmación social e intelectual.

Esta tercera parte, que en realidad se publicó como segundo volumen, apareció primero - durante el año 1944 y cuando el autor se estaba ya radicado en EE.UU.-, en versiones traducidas casi simultáneamente al Inglés y al castellano, diez años después de la aparición del primer volumen, que en la edición original alemana de 1934, incluía la primeras dos partes de la obra total.

Aquí, en este décimo cuarto draft, vamos a detenernos en los capítulos 2 y 3 de la tercera parte de Paideia dedicado a Platón y su obra III. La República (las referencias a Paideia remiten a las tres partes del capítulo IX de la tercera parte de la obra. Vid Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 589-676, 677-763 y 764-778).

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.








16.- Joaquín E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 16 – La nueva retórica.

La última parte de Paideia es, a la vez, un inventario de tendencias y un balance de resultados en relación al fenomenal cambio pedagógico, provocado por la ruptura socrática y por la consecuente adaptación platónica, que se orienta a un nuevo ideal educativo destinado, sobre todo, a formar a los hombres a partir de la conciencia del bien moral, con el decidido propósito de asegurar, en el individuo, el control interior frente a los propios impulsos y tendencias destructivas y malignas.

En ese terreno, dice nuestro autor, esta parte arranca del mismo punto que su predecesor, pero persigue una línea distinta de desarrollo intelectual, ya que se ocupa de la antítesis lógica a las fuerzas filosóficas de la época, a saber, aquellas fuerzas culturales que dependen de la experiencia práctica y del sentido común más bien que de principios , a lo que se agrega el estudio de las obras de vejez de Platón , donde lamentablemente se omite el examen del Timeo, que el propio Jaeger reconoce con cierta desazón en el Prólogo que finalmente escribiera en 1944 para la primera edición castellana de los libros III y IV, publicados en 1945 en un solo volumen ( tercero en verdad, porque los volúmenes primero y segundo de la versión española se habían publicado en 1942 y 1944 respectivamente).

Aquí, en este décimo sexto draft, vamos a detenernos en el segundo capítulo de la cuarta parte de Paideia que se ocupa de “La nueva retórica y el ideal panhelénico. Retorica y filosofía. El conflicto de las escuelas. El ideal panhelénico” (las referencias remiten al capítulo 2 de la cuarta parte de la obra. Vid Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 830-856).

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.
17.- Joaquín E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W. Jaeger 17 – Jenofonte.

La última parte de Paideia es, a la vez, un inventario de tendencias y un balance de resultados en relación al fenomenal cambio pedagógico, provocado por la ruptura socrática y por la consecuente adaptación platónica, que se orienta a un nuevo ideal educativo destinado, sobre todo, a formar a los hombres a partir de la conciencia del bien moral, con el decidido propósito de asegurar, en el individuo, el control interior frente a los propios impulsos y tendencias destructivas y malignas.

En ese terreno, dice nuestro autor, esta parte arranca del mismo punto que su predecesor, pero persigue una línea distinta de desarrollo intelectual, ya que se ocupa de la antítesis lógica a las fuerzas filosóficas de la época, a saber, aquellas fuerzas culturales que dependen de la experiencia práctica y del sentido común más bien que de principios , a lo que se agrega el estudio de las obras de vejez de Platón , donde lamentablemente se omite el examen del Timeo, que el propio Jaeger reconoce con cierta desazón en el Prólogo que finalmente escribiera en 1944 para la primera edición castellana de los libros III y IV, publicados en 1945 en un solo volumen ( tercero en verdad, porque los volúmenes primero y segundo de la versión española se habían publicado en 1942 y 1944 respectivamente).

Aquí, en este décimo septimo draft, vamos a detenernos en el tercer capítulo de la cuarta parte de Paideia que se ocupa de “La paideia en el horizonte del soldado, del aristócrata rural y del caballero” y donde se examinan las obras de Jenofonte en relación con la educación práctica (las referencias remiten al capítulo 3 de la cuarta parte de la obra. Vid Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 857-869).

Este y los demás estudios de esta serie de drafts, tienen, ante todo, una austera finalidad descriptiva que respeta los puntos de partida del autor y se proponen volver a examinar críticamente la totalidad del libro, llamando la atención y, al mismo tiempo, respecto de los temas importantes de cara a su lectura para el interesado en las cuestiones de filosofía práctica. Desde ya, como todo comentario responsable, la serie completa de estos trabajos pretende estimular el contacto directo con la obra y servir de guía antes que reemplazar al texto. Esa acotada agenda ha definido la función y el alcance de tales estudios destinados a servir de carta de navegación y apropiada compañía de una obra tan notable como exigente, más por el tema que por el discurso mismo, que el autor se esfuerza por colocar al alcance del lector inteligente y dispuesto a instruirse.




















1 Organizado inicialmente para servir de apoyo en las clases destinadas a los participantes del Seminario de Filosofía Práctica Clásica del Instituto de Teoría General del Derecho (ITGD) que ha funcionado en la órbita de la Facultad de Derecho de la UNNE de Corrientes, los textos que aquí se vuelven a discutir en estos drafts originariamente se leyeron en cuatro sesiones consecutivas durante las dos últimas semanas de abril y las dos primeras de mayo de 1998 y se ha utilizado como material complementario para el estudio de Paideia que se ha llevado a cabo en dicho Seminario en el primer semestre del mismo año y luego en años sucesivos y hasta la actualidad. Tal como se expuso fue editado con un tiraje muy limitado en 1998 (Corrientes, ITGD, 1998 [edición no comercial]) y así se reeditó el año 2000 (Corrientes, ITGD, 2000 [edición no comercial]). Con posterioridad se hizo en hiso una edición comercial en 2012 que también ha tenido una circulación limitada (vid J. E. Meabe: Introducción a Paideia de Werner Jaeger. Una guía para el conocimiento de sus principales temas – cuatro Lecciones, Corrientes, Moglia ediciones, 2012). En esa última edición se agregaron numerosas notas a pie de página y se actualizaron algunas referencias sin alterar para nada el texto de 1998. Estos drafts están destinados a una futura reedición ampliada de la obra.
2 Berlín, ed. Walter de Gruyter & Co., 1934. Este texto es la base de la versión castellana de los libro I y II aunque el texto castellano fue luego sometido a revisión por el propio autor (ver nota 20).
3 Paideia: the ideals of Greek culture. Translated form the 2d German ed. by Gilbert Highet, Oxford, Oxford University Press, 1943 (corresponde al primer volumen). Los volúmenes segundo y tercero se publicaron en 1945 por la misma casa editorial (ver, asimismo, la nota 20).
4 Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 374 (Libro tercero, Prólogo). Los traductores con la aprobación del autor ponen como subtítulo Los ideales de la Cultura Griega, lo que procede de la versión inglesa y que era seguramente válido para el propio Jaeger si nos atenemos al hecho de que mantuvo un estrecho vínculo de trabajo con aquellos, como lo dice en el Prólogo a la primera edición en español cuando sostiene que he leído cuidadosamente por mí mismo cada página de las pruebas de imprenta (Paideia, X). Asimismo, la justificación del nuevo subtítulo no sería, en opinión del autor, más que el resultado de que el libro se puede leer como una historia del espíritu griego (Paideia, X). Respecto al subtítulo original cabe señalar que los sinónimos de Menschen (Leute, Volk, Wesenheiten) muestran un campo semántico que lo conecta al agregado social. A su vez Formung significa formación y modelado de manera que aquel subtítulo de 1934, de ordinario vertido como la formación del pueblo griego, también cabría traducir como el modelado de la gente griega, lo que posiblemente daría una mejor idea de la paideia que se expone en la obra.
5 A. Momigliano: Terzo contributo alla storia degli studi classici e del mondo antico, Volumen 1, Roma, Edizioni di Storia e letteratura, 1966, pag. 300. Moses I. Finley en una reseña de esta obra publicada en History and Theory, vol. 7, 1968, págs. 355-367 y luego incorporada a su libro The use and the abuse of history, Londres, ed. Chatto & Windus, 1975 (vid: M. I. Finley: Uso y abuso de la historia trad. cast. de Antonio Perez-Ramos, Barcelona, ed. Crítica, 1977, pág. 119), cita con ostensible aprobación el dictum de Momigliano que constituye, para esa más reciente época de los estudios clásicos, una suerte de nuevo desiderata con arreglo al cual se ha edificado un estándar descalificatorio de Paideia de marcado sesgo ideológico. Nuestro punto de vista, crítico en varios aspectos relacionados, en especial, con la notable incomprensión por parte de Jaeger de todo lo relativo al derecho y la justicia del más fuerte, en modo alguno participa de aquellos equívocos, anclados en una simplificación ideológica que hoy, en plena era del estado homogéneo universal, se muestran completamente inconsistentes y, a veces, hasta desorientadores.
6 Para la inteligente interpretación que hace el estudioso español de las Tesis de Filosofía de la historia de Walter Benjamin y que aquí utilizamos para hacer inteligible la esperanzada expectativa de Jaeger vid: Reyes Mate: Medianoche en la historia. Comentarios al concepto de Historia de Walter Benjamin, Madrid, ed. Trotta, 2006.
7 Ray Bradbury: Fahrenheit 451, New York, Ballantine Books, 1991: 152.

lunes

MATERIALES REVISIÓN DE "PAIDEIA" DE JAEGER, POR JOAQUÍN MEABE . II y III

Por respeto al texto íntegro de su autor, Joaquín Meabe,a fin de facilitar la consulta de notas a pie de página, iré subiendo las partes de su obra colocando aquí enlaces. Considero que es lo más adecuado y satisfactorio para el lector.

hacer click aquí para ver la segunda parte de Joaquín E. Meabe 

hacer clik aqui para ver tercera parte



Joaquín E. Meabe
Seminario sobre Paideia de Werner Jaeger
Corrientes - Argentina - 2017

Materiales de estudio
para revisar y aprender con Paideia
de Werner W. Jaeger 2

 1

Antes de analizar cada parte de la obra vamos a introducirnos en el dispositivo intelectual que informa la composición de Paideia de Werner Jaeger para comprender la plataforma teórica que le imprime su carácter al conjunto y a los distintos elementos de su agenda.

Todos esos elementos se ofrecen de manera explícita en las páginas iniciales que conviene leer atentamente.

Tanto en el prólogo 2 como en el capítulo introductorio3 que se antepone a las cuatro partes en las que se divide Paideia, Jaeger nos informa acerca de los patrones teóricos que guían su investigación, a veces de manera sutil, otras veces de modo explícito y, en algunas circunstancias excepcionales, también bajo la modalidad de insinuaciones como ocurre con la cita de Menandro que acompaña al título en la portada de la obra.

Estas tres modalidades no tienen carácter esotérico porque Jaeger no encubre nada ni tampoco pretende escribir para iniciados. Por el contrario ofrece su obra al público culto al que cabe, en todo caso demandar un esfuerzo en la comprensión de los detalles cuyas pistas ostensibles están siempre presentes en la totalidad de sus páginas. El perfil de sus destinatarios es, sin duda, superior al promedio pero esos eventuales receptores informan un desiderátum cuyo resultado es el más alto objetivo al que ha dedicado el autor su principal esfuerzo en un libro que constituye, a su vez, la expresión del anhelo orientado a solventar los valores que asegurar el acceso universal al perfeccionamiento humano.

Por eso, justamente, dice en el prólogo que esta exposición no se dirige solo a un público especializado sino a todos aquellos que, en las luchas de nuestro tiempo, buscan en el contacto con lo griego la salvación y el mantenimiento de nuestra cultura milenaria.4

En el centro aparece ante todo el tema de la educación entendida sobre todo como la actividad orientada a formar intelectualmente en una comunidad individuos aptos para desarrollar y conservar el acervo heredado y los valores inherentes a esa misma formación.

La educación, considerada así, es una educación para la cultura y esta última solo se entiende como el conjunto de altos ideales que regulan el desarrollo y la conservación de los elementos espirituales (morales e intelectuales) sobresalientes de una comunidad y que hacen de ella algo específico, destacado y permanente. 5

La cultura misma resulta entonces algo que para cada miembro de esa comunidad constituye su genuino acervo creativo de ideas y normas como así también lo que, en orden a esas mismas ideas y normas, vale la pena custodiar y defender porque es lo que, en última instancia, le da un sentido superior y una dirección bella, virtuosa y estricta a la propia vida.

Jaeger nos informa que esta perspectiva, que en cierto modo se genera a partir de nuestra peculiar condición humana, es básicamente una adquisición histórica6 y como tal presenta una fundamental cesura histórica, a partir de la emergencia de la cultura de los griegos de la antigüedad clásica, que equivale casi a un verdadero comienzo como actividad consciente y deliberada que luego informa y, a su modo, determina, y también regula , en gran medida, el curso ulterior de la Civilización Occidental hasta nuestros días.

Justamente para afirmar este elevado sentido de la idea de cultura y distinguirlo de cualquier otro criterio antropológico, descriptivo o meramente clasificatorio7; y, al mismo tiempo, para remarcar su filiación histórica, Jaeger encabeza su obra con una cita de Menandro en la que se afirma enfáticamente que la educación es el mejor refugio de los mortales.8

El dativo plural que cierra la frase ()9 indica no solo un rasgo o modalidad gramatical sino que informa todo un contenido de valor en orden a la dirección y al destino más valioso de los mortales - o de la humanidad si se quiere - regido por la paideia entendida siempre como educación superior y acción deliberada de conservación y desarrollo del acervo espiritual de un pueblo cuyo destino ha sido el de educar moralmente a la humanidad con un claro sentido de los deberes tanto de convivencia y trato como de sabiduría y organización sociopolítica.

Semejante acervo no es solo ni principalmente intelectual y todo un conjunto de actividades, posiciones y desempeños vinculados a la ética y al perfeccionamiento físico y estético se encuentran comprendidos bajo la forma de valores y prácticas integradas de la vida social.
(Texto revisado el 22 de junio de 2017)


1 Organizado inicialmente para servir de apoyo en las clases destinadas a los participantes del Seminario de Filosofía Práctica Clásica del Instituto de Teoría General del Derecho (ITGD) que ha funcionado en la órbita de la Facultad de Derecho de la UNNE de Corrientes, los textos que aquí se vuelven a discutir en estos drafts originariamente se leyeron en cuatro sesiones consecutivas durante las dos últimas semanas de abril y las dos primeras de mayo de 1998 y se ha utilizado como material complementario para el estudio de Paideia que se ha llevado a cabo en dicho Seminario en el primer semestre del mismo año y luego en años sucesivos y hasta la actualidad. Tal como se expuso fue editado con un tiraje muy limitado en 1998 (Corrientes, ITGD, 1998 [edición no comercial]) y así se reeditó el año 2000 (Corrientes, ITGD, 2000 [edición no comercial]). Con posterioridad se hizo en hiso una edición comercial en 2012 que también ha tenido una circulación limitada (vid J. E. Meabe: Introducción a Paideia de Werner Jaeger. Una guía para el conocimiento de sus principales temas – cuatro Lecciones, Corrientes, Moglia ediciones, 2012). En esa última edición se agregaron numerosas notas a pie de página y se actualizaron algunas referencias sin alterar para nada el texto de 1998. Estos drafts están destinados a una futura reedición ampliada de la obra.
2 Vid Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: VII- VIII.
3 Vid Jaeger, 1985: 3-16.
4 Vid Jaeger, 1985: VII.
5 Vid Jaeger, 1985: 3-6.
6 Vid Jaeger, 1985: 10-12.
7 Vid Jaeger, 1985: 6-7.
8 La cita figura como subtítulo de la obra y procede de las Sentencias singulares que forman el  En la edición de Augusto Meineke y Richard Bentley Menander (of Athens), Philemon, Berolini, Sumptibus Augusti Mylii, 1823, figura en la pág. 325 tal como la da Jaeger. No obstante en la misma obra y en el número 64 del Suplementum se agrega (pag. 339) una variante que reemplaza (refugio) por  (estima) lo que da una segunda versión de la sentencia quizá menos fuerte en su impronta:  (la educación es lo que más estiman los mortales). Para la relación entre (refugio) por  (estima) y la significación en Paideia vid Joaquin E Meabe - Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W Jaeger 1.pdf en https://www.academia.edu/s/6bb8c020c4/joaquin-e-meabe-materiales-de-estudio-para-revisar-y-aprender-con-paideia-de-werner-w-jaeger-1pdf?source=work.
9 Vid en Liddell-Scott-Jones: Greek English Lexicon, Oxford, Oxford at the Clarendon Press, 1966: 331.








Joaquín E. Meabe
Seminario sobre Paideia de Werner Jaeger
Corrientes - Argentina - 2017


Materiales de estudio
para revisar y aprender con Paideia
de Werner W. Jaeger 3

Frínico, el sentido de la palabra paideia
y la agenda de nuestra lectura 1

1.- Alcance características
de la obra.

Werner Jaeger, para definir el alcance y las características de su obra y también para establecer una precisa demarcación que, al tiempo que fija el tema contextualiza asimismo el asunto, se remite a una opinión de Frínico que dice .2

Anota Jeager que los antiguos tenían la convicción de que la educación y la cultura no constituyen un arte formal o una teoría abstracta, distintos de la educación histórica objetiva de la vida espiritual de una nación. Esos valores tomaban cuerpo, según ellos, en la literatura, que es la expresión real de toda cultura superior.3

De allí entonces, agrega el autor, que solo así es como debemos interpretar la definición del hombre culto que encontramos en Frínico.4 Para Jaeger debe quedar en claro desde el principio que al emplear un término griego para expresar una cosa griega, quiero dar a entender que esta cosa se contempla no con los ojos del hombre moderno, sino con los del hombre griego.5

(acusativo plural de ) es aquí realmente intraducible, ya que comprende tanto lo que se sabe como lo que se dice y se representa como idea o valor, donde se incluye, como dice Jaeger, la unidad originaria de aquel acervo en el cual la música y la gimnasia comparten con la literatura y la filosofía - que todavía no distingue ciencia, técnica y especulación metafísica - una función protréptica orientada a elevar la condición humana y a sostener y custodiar todo lo que resulta de esa misma dirección superior.

Jaeger toma la cita de Frínico de la edición de William Gunion Rutherford: The new Phrynichus con introducción y comentarios del editor.6

Poco frecuentado hoy por los estudiosos de la antigüedad William Gunion Rutherford (1853-1907), fue en su momento un eminente clasicista escocés educado en el Balliol College de Oxford. Orientado primero hacia la medicina muy pronto dejó de lado la ciencia para dedicarse a los estudios clásicos. En el University College de Oxford se desempeñó como miembro del cuerpo docente y de su junta rectora. Como erudito editó las fabulas de Brabius7 y, sobre todo, se dedicó a Aristófanes, de quien editó los escolios del Codex Ravennas. 8 Tambien se ocupó Rutherford intensamente del estudio del griego ático del que procede su edición de Frínico así como de la edición de los primeros cuatro libros de la Historia de Tucídides. 9 Tradujo asimismo las Epistolas de San Pablo a los Romanos, a los Tesalonienses y a los Corintios10 y publicó un extenso compendio de sermones11 además de otros libros acerca del griego, el latín y el inglés.

Si se entiende desde el principio los presupuestos y las referencias utilizadas el libro de Jaeger se pueden estudiar con provecho y, desde luego, sirve para orientar con seguridad el estudio del mundo clásico y de su notable filosofía práctica cuya agenda, aun hoy, es materia de inconclusa controversia. Por el contrario, cualquier lectura que se desentienda o que rechace la plataforma que sirve de soporte y de justificación a la obra deberá afrontar la penosa tarea de desmantelamiento de los valores que el autor utiliza en la selección y en el análisis de los registros históricos y literarios.

Nada impide, desde ya, esta otra modalidad de abordaje; pero difícilmente se podrán aprovechar sus más inteligentes lecciones si se somete el estudio del texto al mero inventario heurístico orientado al puro desglose de información erudita.

Jaeger era consciente que su tema era, y es aun hoy, difícil de definir; y por eso Paideia, la palabra que sirve de título a esta obra, dice el autor, no es simplemente un nombre simbólico, sino la única designación exacta del tema histórico estudiado en ella12, porque su contenido y su significado solo se revelan plenamente ante nosotros cuando leemos su historia y seguimos sus esfuerzos para llegar a plasmarse en realidad.13

Así, en definitiva, resulta que la figura14 y la famosa frase de Frínico es mucho más que una cita precisa destinada adornar con ingenio el ingreso al libro. En realidad esa cita de Frínico tenía en su momento un profundo sentido filosófico, al igual que la frase de Menandro que acompaña la portada15, y es para Jaeger el emblema representativo de la paideia griega.

2.- El programa de nuestra lectura.

La obra de Werner Jaeger se presenta estructurada bajo la forma de un tratado completo acerca de la formación y desarrollo de la paideía griega hasta la época de Aristóteles.

Paideia se divide en una introducción16 y cuatro grandes bloques de manera que cada parte se desarrolla en un libro diferente17, con un orden de secuencia progresiva de tal manera que la lectura, al tiempo que analiza cada etapa histórica, muestra la fenomenal continuidad que culmina en el gran programa pedagógico de Platón.

Teniendo en cuenta esta plataforma nuestro estudio de este excepcional libro se va a orientar con arreglo al desarrollo del texto respetando el orden de sus secciones y la agenda analítica en la que se desagregan sus temas.

En la primera parte vamos a examinar la cultura de la edad heroica y la formación del ideal educativo desde Homero tal como se expone en el plan del libro. Nuestra guía temática arrancará en este primer tramo de Homero y Hesíodo.

El estudio de la épica abre a su vez, en la obra, la vía para el examen de la educación ciudadana y del estado jurídico, lo que nos conduce a la inspección de detalle del ideal espartano, del papel de la poesía (Arquíloco, Mimnermo, Safo, Alceo) y al estudio de la singular figura literaria y política de Solón como marco para el mejor conocimiento de la formación institucional de Atenas.

El surgimiento de la filosofía se trata, en este contexto, junto a las luchas y las transformaciones de la nobleza y al notable fenómeno de la emergencia de los tiranos, cuyo sesgo histórico se nos muestra con toda la notable impronta de su original novedad.

De igual modo en la segunda parte examinaremos la culminación y la crisis del espíritu ático, que la obra analiza en detalle al igual que el diferente y específico rol de los grandes trágicos (Esquilo, Sófocles y Eurípides), el de los principales sofistas (Gorgias, Protágoras), lo mismo que la comedia antigua representada principalmente por Aristófanes y la historia tal como se ha conservado en las obras de Herodoto y Tucídides.

En la tercera parte vamos a examinar el núcleo de la obra que Jaeger denomina la búsqueda del centro divino. Allí nos detendremos sobre todo a examinar los temas vinculados a Sócrates y a Platón. En este sentido el estudio se ocupará, ante todo, de mostrar la acotada reformulación de la cuestión socrática tal como ella se encuentra a principios de los años cuarenta así como la función que cumple en el contexto de la obra y de cara a la investigación del papel de la paideia griega.

Por fin, en lo que en particular hace a la obra misma del filósofo de la Academia básicamente nos ocuparemos de la toda aquella tematización, que el autor desarrolla, relativa a Platón como educador, lo que comprende tanto el examen de los diálogos tempranos como el estudio de detalle del resto de los grandes diálogos educativos (El Protágoras, el Gorgias, el Menón, el Simposio y la República).

Finalmente, en la cuarta parte vamos a estudiar los siguientes temas del libro: El conflicto de los ideales de la cultura en el siglo IV; la medicina; la retórica; el ideal panhelénico; la educación del gobernante; el conflicto entre autoridad y libertad; Isócrates y Jenofonte; el Fedro de Platón; Dioniso y Platón, las Leyes de Platón; y Demostenes y la agonía de la polis.

(Texto revisado el 23 de junio de 2017)

1 Organizado inicialmente para servir de apoyo en las clases destinadas a los participantes del Seminario de Filosofía Práctica Clásica del Instituto de Teoría General del Derecho (ITGD) que ha funcionado en la órbita de la Facultad de Derecho de la UNNE de Corrientes, los textos que aquí se vuelven a discutir en estos drafts originariamente se leyeron en cuatro sesiones consecutivas durante las dos últimas semanas de abril y las dos primeras de mayo de 1998 y se ha utilizado como material complementario para el estudio de Paideia que se ha llevado a cabo en dicho Seminario en el primer semestre del mismo año y luego en años sucesivos y hasta la actualidad. Tal como se expuso fue editado con un tiraje muy limitado en 1998 (Corrientes, ITGD, 1998 [edición no comercial]) y así se reeditó el año 2000 (Corrientes, ITGD, 2000 [edición no comercial]). Con posterioridad se hizo en hiso una edición comercial en 2012 que también ha tenido una circulación limitada (vid J. E. Meabe: Introducción a Paideia de Werner Jaeger. Una guía para el conocimiento de sus principales temas – cuatro Lecciones, Corrientes, Moglia ediciones, 2012). En esa última edición se agregaron numerosas notas a pie de página y se actualizaron algunas referencias sin alterar para nada el texto de 1998. Estos drafts están destinados a una futura reedición ampliada de la obra.
2 Filólogo es el amante de los  y el que se ocupa activamente de todo tipo de educación (Vid Werner Jaeger: Paideia, trad. cast. de Joaquín Xirau y Wenceslao Roces, México, ed. FCE, 1985: 2).
3 Vid Jaeger, 1985: 2.
4 Vid Jaeger, 1985: 2.
5 Vid Jaeger, 1985: 2.
6 Vid William Gunion Rutherford: The new Phrynichus: being a revised text of the Ecloga of the grammarian Phrynichus, Londres, Macmillan and Co., 1881: 483.
7 Vid William Gunion Rutherford: Brabius, Volumen 1 de Scriptores fabularum Graeci, Londres, Macmillan and Co., 1883
8 Vid: William Gunion Rutherford: Scholia Aristophanica: being such comments adscript to the text of Aristophanes as have been preserved in the Codex Ravennas, vols. 1-3: Londres, Macmillan and Co., 1896.
9 Vid William Gunion Rutherford: Thoukydidou tetarte: the fourth book of Thucydides, a revision of the text illustrating the principal causes of corruption in the manuscripts of this author by William Gunion Rutherford M.A. LL.D., Londres and New York, Macmillan and Co., 1889.
10 Vid: William Gunion Rutherford: St. Paul's Epistles to the Thessalonians and to the Corinthians: a new translation, Londres, Macmillan and Co., 1908; y William Gunion Rutherford: St. Paul's epistle to the Romans: a new translation with a brief analysis, Londres and New York, Macmillan and Co., 1914.
11 Vid William Gunion Rutherford: The key of knowledge: sermons preached in Abbey to Westminster boys, Londres and New York, Macmillan and Co., 1901
12 Vid Jaeger, 1985: 2.
13 Vid Jaeger, 1985: 2.
14 Para una información breve y actualizada sobre Frínico vid Bernhard Zimmermann con la cooperación de Anne Schlichtmann, Handbuch der Griechischen Literatur der Antike, Erster Band, Munich, Verlag C. H. Beck, 2011: 749-751. Vid asimismo Albrecht von Blumenthal: Phrynichos 4 en Paulys Realencyclopädie der classischen Altertumswissenschaft, Band XX, 1, Stuttgart 1941: 911–917; y Günther Freymuth: Zur ΜΙΛΗΤΟΥ ΑΛΩΣΙΣ des Phrynichus, en Philologus, volumen 99, 1955: 51–69.
15 Vid Joaquín E Meabe Materiales de estudio para revisar y aprender con Paideia de Werner W Jaeger 1 y 2 en https://unne.academia.edu/JoaquinMeabe en la sección Drafts.
16 Vid Jaeger, 1985: 3-16.
17 Para el Libro Primero La Primera Grecia vid Jaeger, 1985: 19-220. Para el Libro Segundo Culminación y crisis del espíritu ático vid Jaeger, 1985: 223-369. Para el Libro Tercero En busca del centro divino vid Jaeger, 1985: 373-778. Para el Libro Cuarto El conflicto de los ideales de cultura en el siglo IV vid Jaeger, 1985: 781-1.107.


CONTINUARÁ